3 de julio de 2013

La carretera. Cormac McCarthy.



Título : La carretera.


Autora: Cormac McCarthy


Escribir desde el desaliento y la desesperación en un mundo calcinado, yerto y desconocido, consiguiendo ese mismo efecto en el lector, no es un argumento fácil para cualquiera que se enfrente al reto. El autor no solo consigue crear un estado de desesperanza a medida que avanzas en la lectura, sino que llega un momento, una vez salvadas las primeras escenas que pueden parecer extremadamente densas y singulares,  en el que cualquiera que sea la página donde has colocado el marcador de lectura, deseas seguir leyendo.

Los personajes centrales de la obra, son un padre y un hijo. Anónimos. Sin nombre. A su alrededor un mundo de buenos y malos, corroído por la falta de alimento en un ambiente invernal. Caminan hacia el mar, hacia el sur, arrastrando un carrito de la compra con sus escasas pertenencias, con la esperanza de encontrar a los buenos y me resulta difícil escribir esta reseña sin desvelar el aliento y el desaliento de los personajes, que acaba impregnándose en la dermis del lector.

Los diálogos son breves, intercalados en el texto con maestría. El niño contesta a menudo: "Bueno" "Vale", en señal de su resignación ante las indicaciones de su padre y ante un mundo que jamás deseó conocer. En la novela apenas hay incursiones en los recuerdos del pasado, es un camino que se traza hacia delante dejando atrás lo vivido. ¿Se trata de un holocausto nuclear? Podría ser, pero de lo que sí trata este libro es de la soledad de un par de supervivientes, del amor de un padre por un hijo y de la decadencia de un planeta al que no amamos como debemos.  Curiosamente, bajo mi humilde punto de vista, la grandeza de su obra es el logro de situar al lector en un mundo desconocido recreado por el silencio, sin que la atmósfera creada parezca surrealista o poco creíble a ojos de quien lee.

Cormac McCarth (Rhode Island, 1933) obtuvo el premio Pulitzer por esta novela. Es un autor poco dado a conceder entrevistas, al que se le ha considerado discípulo  de la prosa de Faulkner y Melville. "El guardián del vergel", publicada por Random House, obtuvo el premio Faulkner. Recibió el National Book Award (1992) por el primer volumen de su Trilogía  de la Frontera: "Todos los hermosos caballos" y lo completan: "En la frontera" y "Ciudades en la llanura". No puedo dejar de citar "Meridiano de Sangre", considerada una de las mejores novelas del siglo XX.

Laura Garrido Barrera.

18 comentarios:

  1. Es un relato de lo más triste y escalofriante, y que precisamente por su gran posibilidad de ser una realidad futura, terrible, pero completamente creíble es por lo que la novela golpea tan fuerte y en mi caso que me gustara tanto. Yo me encontré más bien con un padre que no quiere el compromiso total con el hijo al que nunca llama por su nombre pues el mundo en el que viven ya no merece ese tratamiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Mariuca, ese dato que apuntas de que no hay "nombres" en el padre y en el hijo, es como unas vidas que sucumben en el anonimato de un mundo perdido.

      Gracias por este comentario que me ha gustado mucho.
      Un abrazo des: de mis palabras y las vuestras.

      Eliminar
  2. Junto con "El Sunset Limited" creo que es lo único de McCarthy que he leído pero me ha encantado. Historia impregnada de tristeza y desesperanza, muy sugerente en lo incierto de esa ambientación. Lo que a mí me llamó más la atención fue precisamente cómo construye McCarthy esa relación entre padre e hijo, fría, seca, algo tirante.

    Un besote, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rober, tienes razón, la relación padre e hijo es muy especial y también me sorprendió a mí en la lectura, y pensé que quizá en algún momento daría un giro.

      Un abrazo de Laura y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Un blog muy interesante ..Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Es una de mis novelas favoritas, me encantó la primera vez que la leí =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Shorby, a mi también me ha gustado mucho. Durante un par de meses puedo decir que no acerté mucho con mis lecturas y he estado un poco apartada de las reseñas literarias de este espacio, pero con La Carretera no lo pensé dos veces y aquí he vuelto.

      Un beso Shorby.

      Eliminar
  5. Gracias por esta reseña, Laura. Es uno de los libros que se propusieron en el grupo de lectura y voy a pasarla para que se animen a votarlo. Trazas un retrato muy vivo de lo que se puede encontrar el lector.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Susana!!, a ver si sale elegida y así podéis debatirla en el grupo. Creo que sobre este libro podría haber escrito páginas y páginas, pero al final me decidí por ago más conciso y más breve, adecuado a este espacio.

      Un abrazo muy fuerte Susana.

      Acabo de ver en las entradas programadas que Elena Casero te reseñará el libro. ¡Estupendo! también la leeré, a ver si coincidimos en lo más destacable. Un beso.

      Eliminar
  6. Hola Laura. Recuerdo que este libro me impresionó mucho. Durante su lectura, necesitaba, aire, verde, luz, sol, descorrer cortinas, subir persianas, jajajaj
    Es un honor coincidir contigo.
    Un abrazo
    Rosy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!, tienes mucha razón, la atmósfera envuelve de tal forma que el lector parece estar dentro del libro. Cuando lo terminé dí un paseo en bicicleta para oxigenarme.

      Besos Rosy, y gracias por estar también aquí.

      Eliminar
  7. Formidable novela, Laura y exquisita reseña, por cierto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro,

      me alegro de que te parezca formidable, a mí también me lo ha parecido. Un besote.

      Eliminar
  8. Gracias por esta reseña, Laura. No sabía de donde procedía esta historia, ni conocía el autor ni la fecha en la que se escribió, solo vi la película en su momento y sinceramente, me impresionó. Las vicisitudes de un padre y su hijo, intentando sobrevivir en este medio tan hostil, llegando a considerar la única salida a tanto sufrimiento: quitarle la vida a su hijo y a continuación, la suya. Pero siempre hay esperanza para la vida...

    También me gustó el modo en el que expones las sensaciones que te causaron este libro.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esilleviana, a mí me ha ocurrido al revés que a tí. No sabía que la película The road estuviera basada en el libro, y tengo muchísimas dudas de si verla o no verla. Depende de cómo esté recreada me parece durísima (y esto tiene que ver con la prospección interior que cada uno hacemos de las lecturas que nos impactan). De momento tengo la portada, que aprovechando una entrada del blog dedicada a las carreteras secundarias, la he colocado para no perder de vista el film y animarme en algún momento a visionarla.

      Un beso agradecido por tu comentario en este espacio de lectura.

      Eliminar
  9. Me ha gustado mucho tu reseña Laura. Recuerdo que cuando leí este libro se me pegó la ceniza en la dermis y la atmósfera por momentos se me hacía irrespirable. El contraste entre el niño tan sensible y solidario con el mundo tan cruel en el que le ha tocado vivir te pone los pelos de punta; Es la única luz en ese mundo calcinado y yerto y todos queremos ser ese padre protector. Pero, ¿cuánto puede durar una flor en semejante situación? Me sorprendió el giro esperanzador que el autor abre al final. Entiendo que quiere dejarnos claro que en solitario es imposible sobrevivir, de haber alguna posibilidad tiene que ser en una comunidad minimamente estructurada.

    La relación de este libro con Intemperie es clara, el mismo Jesús Carrasco ha declarado que ha sido su fuente de inspiración. Yo veo otras influencias como Miguel Delibes, pero el autor las ha negado y el autor es el autor.

    Un beso Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Pilar, desde que leí tu comentario en La Carretera decidí que algún día reseñaría Intemperie. Ha sido hoy, 6 de abril de 2014, bastante tiempo después de la reseña de La carretera. Entre ambos libros, ahora puedo decir, sin ninguna duda, que aunque todas las comparaciones son odiosas...me quedo con la carretera. :)

      Un besazo Maria Pilar.

      Eliminar
  10. La parte final de este libro me dejo muy muy triste... es una de las mejores lecturas que he tenido este año. Un saludo.

    ResponderEliminar

En este blog escriben muchos autores. Te rogamos que, si vas a personalizar el comentario,te fijes en el nombre del autor del post que deseas comentar para dirigirlo a la persona correcta y evitar así confusiones.

Muchas gracias

La administración del Blog