12 de octubre de 2012

El paraíso en la otra esquina

Acabo de leer esta novela de Mario Vargas Llosa que no sabría decir si se trata de una historia novelada o una novela histórica, algo que ya me ocurrió con El sueño del celta y La fiesta del chivo, producciones estas del mismo autor. En El paraíso en la otra esquina se cuentan las vidas de Flora Tristán y de su nieto Paul Gaugin, Koke,  a quien nunca le interesó mucho la de su abuela Madame-la-colère, por lo que en realidad se trata de dos novelas en una. La historia paralela de dos seres antagónicos que sin embargo tienen en común la búsqueda de un mundo distinto al que les ha tocado vivir.


Flora Tristán es una empedernida luchadora social por los derechos de los obreros y las mujeres, defensora acérrima de los oprimidos. Escarmentada de su matrimonio, cree que el sexo es un instrumento de dominio masculino y por tanto el enemigo a batir, renunciando totalmente a él salvo la corta relación lésbica con Olympia Maleszewska.

Paul Gaugin  es un individualista que solamente piensa en sí mismo y considera el sexo como la fuerza vital imprescindible para desarrollar su creatividad por lo que mantiene numerosas relaciones. Deja su cómoda vida de agente de bolsa para dedicarse a su obsesión pictórica abandonando a su suerte a su mujer e hijos.  

Parecen unas vidas dispares, sin embargo tienen algunos puntos simétricos. Los dos padecen penurias económicas y abandonan a sus respectivas familias por seguir lo que llamaríamos su vocación, ella en pos de un mundo más justo y él de uno más puro. Ambos murieron en un relativo abandono y sufrieron por sus enfermedades, Flora atribulada por sus cólicos y maltrecha matriz; Paul carcomido por la sífilis, la enfermedad impronunciable.  Los dos coinciden en la utópica persecución de un ideal perfecto, de un paraíso perdido.  

Con un lenguaje muy castellano que hace olvidar la procedencia peruana del autor, los capítulos se van relevando en el relato de las vidas de una y otro.   A pesar de que la narración está hecha en tercera persona, Vargas Losa va alternando ésta con aseveraciones o interpelaciones hechas a sus personajes:

El vértigo te rondaba cuando oías estos lugares comunes, Florita. En ninguna parte habías visto, como en esa ciudad de mercaderes ostentosos, una exhibición tan cínica de la lujuria y de la explotación sexual. Ni tantas prostitutas que buscaran clientes con osadía y descaro parecidos.

Koke se moriría en cualquier momento ¿y qué harían ella y el niño? Prefería regresar donde su familia.

No te importó mucho. La verdad, Pau'ura y Émile hubieran sido un estorbo para empezar esta nueva existencia. En cambio te irritó que Pierre Levergos se negara a acompañarte.

Esta novela, o estas historias, las he leído con verdadero interés. Quizá le falte el suspense o la intriga propias de una novela para atrapar al lector pero, a mi juicio, lo suple con creces la atracción que producen ambos personajes. Flora Tristán como abanderada de la liberación de la mujer y de los derechos democráticos de los obreros. Paul Gaugin como apóstol del arte moderno y de las libertades eróticas. 

- ¿Es aquí el Paraíso?

- No, señorita, aquí no. Vaya y pregunte en la otra esquina.



El título, El paraíso en la otra esquina, parece surgir de este juego de niñas que se describe en el último capítulo de la novela. Nos indica que los seres humanos perseguimos el paraíso y cuando creemos haberlo encontrado alguien nos dice que no es aquí, sino en un lugar parecido, pero no éste y ... seguimos buscando.

13 comentarios:

  1. La vida es una eterna busqueda. No he leído el libro, como te dije en la anterior entrada que realizaste sobre este mismo autor no soy un especial seguidor suyo, aunque este voy a empezar a leerlo, me da buen pálpito.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este no me parece el mejor libro de Vargas Llosa pero se deja leer.

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Lo leí hace algún tiempo y me gustó.
    La parte dedicada al pintor, especialmente, me enganchó bastante y me dio a conocer aspectos de su vida bastante interesantes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Felipe, creo que el tema de la novela, el paraíso como algo inalcanzable, como algo perdido en otra esquina es interesante. Hace poco leí La tía Julia y el escribidor, del que esperaba más, o igual no era el momento.
    Me ha gustado tu reseña, gracias por compartir tu lectura.

    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hola Felipe, muy buena tu reseña. He leido varias cosas de Vargas Llosa, sin embargo, esta que hoy señalas no la he leido. Trataré de hacerme con ella pues por lo que dices, me ha llamado la atención.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. A Vargas LLosa lo reservo para cuando sea más madura literariamente jaja.
    Pero la historia de este libro no me ha gustado mucho. El que tengo fichado es Travesuras de una niña mala.

    Por cierto, no habñia visto la nueva cabecera, que maravilla de pared / estantería, y que paciencia para colocarla jaja

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  7. En concreto, este no lo he leído. últimamente no me apetece leer a Vargas Llosa, no sé por qué. Pero tomo nota para posibles futuras lecturas.

    ResponderEliminar
  8. Hola.

    Debo admitir que este libro está esperándome en la estantería.
    Me lo recomendó mi padre, que sabe que me gusta leer novelas relacionadas con la vida de artistas pictóricos (y todos sabemos lo mucho que nos atrae la obra tan colorida de Gauguin).
    Pero aún no he podido devorarlo; aunque por lo que comentas, es tan entretenido como me han dicho.
    Espero poder leerlo pronto, nos has animado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. He leido alguna cosa de Vargas Llosa pero este no, lo pongo en la lista.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Ha sido una delicia conocer este bello blog, salgo encantado de él. Seguro que volveré. un saludo

    ResponderEliminar
  11. Felipe, tengo muchas ganas de leerlo, ahora más despues de leer tu comentario. Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Qué reseña más sugerente, me patece leerlo. lo peor es que se me acumulan muchas lecturas al ver las entradas y comentarios de este blog. También me gusta que no se hable a veces d elibros actuales, es decir, que no sea el último publicado de vargas Llosa, en este caso, si no uno anterior 8del 2003 o así , ¿no?.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Un libro maravilloso con uma prosa literaria interesante. De lo mejor que he leído el 2015.

    ResponderEliminar

En este blog escriben muchos autores. Te rogamos que, si vas a personalizar el comentario,te fijes en el nombre del autor del post que deseas comentar para dirigirlo a la persona correcta y evitar así confusiones.

Muchas gracias

La administración del Blog