8 de septiembre de 2012

La Princesa que creía en los cuentos de Hadas



El cuento de hadas que hoy os traigo, es una alegoría acerca de las creencias que algunas mujeres tenemos arraigadas tan profundamente, que sin darnos cuenta, han ido construyendo elevadas murallas de las que no sabemos o no queremos, poder escapar.

Es una búsqueda con camino hacia nuestro interior que nos acercará a la verdad, a nuestra individual y auténtica verdad, ésa que no tiene por qué ser, ni es, la misma para todos, pues nos pertenece tanto como nuestra propia identidad.

En muchos tramos de nuestras vidas, caminamos sobre las huellas que otros marcaron. Actuamos, pensamos y decimos lo que nuestros padres y maestros nos mostraron. Nos anclamos al camino trazado asumiendo que en las veredas solo podemos encontrar peligros e inseguridades. Asumimos los miedos y temores que otros dibujaron para nosotros impidiéndonos sin ellos saberlo, que nos convirtiéramos en exploradoras de nuestra propia vida. En dueñas de nuestras decisiones...

Muchas mujeres de nuestra generación, acatamos sin réplica lo que por nuestro bien otros decidían...

Hasta que un día (a veces pronto y/o a tiempo, y otras demasiado tarde), descubrimos que existen otros caminos que nadie cercano a nosotras transitaron. Son aquellos caminos que nos llevan a nuestro propio "yo", ése que aprende a elegir por sí solo responsabilizándose de sus equivocaciones y sus aciertos. En los que no consentimos que "otros", decidan por nosotras.

En ocasiones, como padres (los nuestros e incluso nosotros mismos como tales), inducen (inducimos), para que los hijos consigan aquellos logros que ellos no alcanzaron. Desean que sus experiencias nos (les),  iluminen y valgan como libro de vida. Anulando en demasiadas ocasiones el crecimiento personal de los hijos. Neutralizando sus deseos, incluso creándoles ilusiones que lejos de serles válidas, les ayudan a ser infelices.

El cuento de Marcia Grad Powers nos muestra la llave para abrir los portones de nuestras propias murallas...


"(...)La felicidad es una elección. Una vez que se ha hecho la elección, debes practicar la felicidad lo mejor que sepas, aunque tengas que fingir hasta que lo consigas. Las acciones originan pensamientos, y éstos a su vez, condicionan nuestros pensamientos".

"(...)No se puede huir de los problemas al igual que no podemos deshacernos de nuestra propia sombra. Huir de algo no es la solución (...)"

"(...) El amor le hace a uno sentirse bien -dijo Doc-, Si no es así, no es amor(...) Si sientes dolor muchas más veces que felicidad, no es amor. Es algo más que te obliga a estar encerrada en tu propia cárcel, incapaz de ver que la puerta hacia la libertad está delante de ti abierta de par en par (...)".

"(...)Algunas personas tienen que llegar a tocar fondo para que quieran aprender a salvarse. Es más, incluso en esos momentos, los hay que siguen sin atreverse a intentarlo (...) A veces, debes renunciar a quedarte y comenzar a andar (...)la vida no viene con el certificado de garantía. Puedes aprovechar una oportunidad o dejarla pasar. (...)La única seguridad que existe es la de saber que uno puede cuidarse de sí mismo".

Estas citas son tan solo algunas de las muchas que podéis encontrar en este cuento de hadas que seguro, te ayudará a descubrir un poquito de tu verdad.

 "Simboliza el viaje que todos hacemos en la vida a medida que separamos la ilusión de la realidad y descubrimos quiénes somos y cómo funciona ese milagro cotidiano que es la vida" (reseña de la editorial -Obelisco-).

"La princesa que creía en los cuentos de hadas", es una lectura sencilla y amena, de fácil y agradable lectura que se deja leer cómodamente mientras tomamos el sol en la hamaca (218 páginas), que se leen durante los "respiros" de un par de días para el descanso....


38 comentarios:

  1. Suena muy lindo ^^
    No lo he visto, pero he leído un par de criticas y me dan ganas de leerlo

    besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meli.

      Es una lectura fácil y entretenida, a veces, quizá un poco como de cuento infantil, otras como de libro auto ayuda, pero no lo es tanto como cabe imaginar. Sin embargo, si es cierto que para algunas personas que me dicen haberlo leído, les ha servido para autoanalizar sus actitudes.

      Suerte con la lectura y con la vida.

      Eliminar
    2. me gusta el cuento de la princesa

      Eliminar
    3. El cuento es muy bonito la verdad.Aunque hay escenas muy tristes segun el tipo de cuento que yo he leido.La verdad,esque son distintos cuentos el mio de ese.

      Adios

      Eliminar
    4. Hola.

      Puede que la biblioteca de mi istituto tenga este libro,si lo tiene estare encantado de leerme algun que otro capitulo entre recro y recreo.Espero que este porque si no esta lo tendre que comprar y vale 23,50 euros por hay.

      Adios.

      Eliminar
  2. Cuando has hablado de cuentos de hadas me ha llamado mucho la atención, pero luego, al leer los fragmentos, me ha olido un poco a autoayuda y ése es un género que no soporto, así que creo que lo dejaré pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorothy, puede parecer un libro autoayuda en algunos tramos, pero no creo que se pueda etiquetar como tal.

      sin embargo, es cierto que analiza profundamente muchas de las creencias con que nos hemos alimentado un número de sin fín de mujeres y que hemos hecho nuestras sin atravernos a explorar otras cuestiones. Simplemente porque tenía que ser como nuestros mayores decían...

      A esta princesa, la vida que ella había soñado vivir y la que en realidad le tocó, eran tan distintas que temió ahogarse en una gota de agua...

      ¿Autoayuda? pues sí. Quizá para algunas personas. Para otras, simplemente para descubrir que hemos sabido hacerlo bien, sólo por el hecho de no conformarnos con lo que otros habían pensado para nosotras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Mascab

    Buenísimo tu análisis porque ya leí EL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA hace unos años, en esta misma colección, y reconozco que aunque fuese entretenido, no me llegó del todo su lectura. Pero tú has visto el punto justo que tiene este tipo de textos, como libros que sin ser de autoayuda estrictos, son más bien un apoyo de desarrollo personal para mucha gente y envueltos con un texto de ficción que ayude a digerir mejor sus elementos.
    Me ha gustado de verdad porque me dan ganas de leerlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo.

      Estoy contigo y como ya le he respendido a Dorothy, no creo que sea una libro de autoayuda, pero como tú bien dices, sí que en algunas ocasiones puede ayudar al desarrollo personal de muchos jóvenes y no tan jóvenes que no han sabido aún, desprenderse de lo que otros han decidido por ellos. Dejando que su vida sea dirigida por otros solo porque creen que debe ser así.
      Si. El libro que mencionas es de la misma colección. No lo he leído, pero pronto lo haré para ver si en la versión masculina, se nombran y analizan los estereotipos que dogmatizan a muchos hombres.

      Abrazos.

      Eliminar
    2. Ha mi me interesa mucho hacin que puede que me lo lea entero.Porcierto muy buen resumen.

      Eliminar
  4. He pensado que si a mi amiga Mascab le había gustado y lo recomendaba tenía que leerlo aunque solo sea para decirle si estoy de acuerdo o no con ella y aquí lo tengo encima de la mesa esperando que lo abra, ya os contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, ya estoy aquí...ufff! casi me lo pierdo!!!

      Ya ves amiga mía, la opinión generalizada es que este libro puede que sea de autoayuda más que de lectura propiamente dicho.

      Sin embargo, para mí, es una buena crítica a la educación que han tenido infinitas mujeres en nuestro País. Y que pese a dejarlas sin opción para decidir, nunca creyeron en la necesidad de tener que hacerlo.

      Así lo he leído. Como una crítica a ese tipo de estereotipo hacia la mujer que debe hacer lo que los padres le enseñan y continuar de igual modo en su matrimonio: dejando que otros decidan por ellas!!! ...y fingiendo ser las reinas de sus castillos...

      Para mí, que fuí una niña mimada y consentida por mi abuelo. Que le escuché decir una mil veces que yo era la princesa de todos los cuentos de hadas, que un buen día, cansada de escuchar aquella historia donde el final siempre era el mismo y a la princesa la rescataba un príncipe azul, contesté a mi abuelo : "Y por qué un día no soy yo quien rescata al príncipe de la torre? prefiero montar a caballo y luchar con el dragón antes que quedarme aburrida y sola esperando a que el príncipe venga a buscarme..."

      Te puedes imaginar las risotadas de mi abuelo!! y el coleteo que la anécdota ocasionó en mi familia...desde ése día, supieron que yo no me iba a conformar con lo que ellos tuvieran preparado para mí.

      Por éso me ha gustado el cuento. Me reído en algunos pasajes y me he acordado enormemente de mi abuelo.

      Por lo demás, quizá, no sea un libro tan importante como otras lecturas comentadas en éste maravilloso blog, pero he querido compartir con todos el buen rato pasado con su lectura.

      Ya nos contarás qué te ha parecido a tí.

      Besos requeteguapa!!

      Eliminar
  5. Muy buena reseña, gracias. Cariños Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, guapetona.

      Besos

      Eliminar
  6. Te leo en la distancia y te mando un abrazo moscovita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me gustaría recorrer esos paisajes!!! disfruta y sigue contándonos tus anécdotas por allí.

      Gracias por acercarte a nuestro rincón y leer.

      Besos y abrazos.

      Eliminar
  7. Si lleva la garantía 'Mascab', es más que suficiente para prestarle atención.
    La reseña está perfecta. Para tenerla en cuenta.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar. Me estimas demasiado. No todas las lecturas que me gusten deben ser buenas, como no todas las que no me van, hayan de ser malas. Sin embargo, agradezco tu cariño y el que te gusten mis reseñas.

      Ando escasa de tiempo, pero te prometo una visita pronto.

      Besos guapa.

      Eliminar
  8. Mascab, tu reseña es pefecta. Tan perfecta que me ha servido para darme cuenta de que es el tipo de lectura que no llama mi atención. De autoayuda o no, con temática esencialmente dirigida a las féminas aunque se pueda aplicar a todos, además de que semejante título ya me tira para atrás, de verdad que a mí personalmente no me va, aunque esto es una opción muy particular. Por tanto no tengo más que agradecerte la reseña que has hecho. Un cordialísimo saludo desde mi mejana ,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felipe, leyendo las críticas de la cartelera, tomamos decisiones a veces acertadas y a veces no. Sin embargo, para éso están, para informar. Lo que sucede a veces, demasiadas veces, es que las opiniones volcadas por los críticos, suelen ser demasiado personales como para tener en cuenta.

      Hay que conocerse y conocer bien al comentarista, para decidir cómo debemos actuar ante lo que nos proponen.

      Agradezco tus palabras en cuanto a la estructura y el contenido de mi reseña y, por supuesto, estás en tu derecho de elegir qué lees y qué no. Si te he ayudado (junto con el propio nombre de la novela), a saber que ésta no es de los tuyas, me doy por satisfecha, puesto que he conseguido (sin saberlo), abrir tus ojos ante su lectura. O mejor dicho, en este caso: CERRARLOS.

      SALUDOS

      Eliminar
  9. Buena reseña de un libro que a mi personalmente creo que no me gustarìa, pero hay que leer de todo para tener opiniòn. Muchas gracias por compartir.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por participar. Leo de todo...de todo lo que me interesa y entretiene, algunas narraciones me resultan tan soporíferas, que las abandono en el primer capítulo, aunque me las hayan recomendado o haya leído una buena crítica...los libros son los que contactan con nosotros y nos eligen para ser leídos. Cuando forzamos el encuentro porque alguien nos induce feacientemente a ello, las probabilidades de que no nos guste, aumentan considerablemente.

      A mí me pasa casi siempre.

      Saludos

      Eliminar
  10. Decía un viejo filosofo mientras cerraba un libro de cuentos infantiles... en algo hay que creer, ¿verdad?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin fé plena en algo, mal vamos. Es decir, ni nos moveríamos.

      Gracias por participar

      Eliminar
  11. Me lo regalaron hace unos años y aún no lo he leído. Voy a ver si uno de estos días le echo un vistacito.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Hola Zamarat,

    El libro es facil de leer y puedes comprobar la ´buena crítica-denuncia de algunos "tipos de educación" para señoritas, que se ha recibido en éste ´País nuestro...

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Lo he leído atraída por la reseña que has hecho y ya lo he terminado.
    Es un libro en la misma línea de El caballero de la armadura oxidada, son libros que, a mi juicio, deben venir seguidos de un debate con el fin de comentar todas las ideas que se exponen y que algunas de ellas se pueden leer en las frase que, muy acertadamente, has destacado

    Autoayuda? No lo veo
    Hoy día está muy de moda lo de autoayuda. Una persona que está perdida de verdad es muy difícil que un libro de ese tipo le sirva para salir adelante.
    Cuando se está muy, muy pedida o tocas fondo y te impulsas en él para salir o necesitas a alguien que te coja de la mano y empiece a andar contigo, no vale con que te lancen un libro.

    Mascab dices en uno de tus comentarios:
    Para otras, simplemente para descubrir que hemos sabido hacerlo bien, sólo por el hecho de no conformarnos con lo que otros habían pensado para nosotras.
    ¿Y si lo que descubres es que lo has hecho mal?... Entonces te quedas hecha polvo por una temporada.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, creo que cuando una lucha por sus ideas, sean cuales sean, siempre "habrá hecho bien". Porque considero que es lo que debemos hacer: perseguir nuestros sueños, ejecutar aquella realidad que proyectemos para nosotras, y no lo que nuestros padres hayan pensado para nuestras vidas.

      Puede ser, que a toro pasado, una persona descubra que aquello que perseguía no era lo más adecuado y que quizá (solo quizá, Chelo), habría sido mejor recorrer el camino que otros marcaban. Pero es en éste momento y no en otro, cuando la persona debe comprender que si bien no consiguío aquello que buscaba, al menos, ha sabido luchar por ello.

      No obstante, es difícil que al ejecutar un proyecto, no haga "aguas" por alguna esquina. Entonces, no hay que tirar la toalla, sino fijarse en qué nos hemos equivocado y tratar de hacerlo mejor en el próximo intento.

      Es posible, que ante ésas corrientes de aguas que no controlamos parar, nos sintamos fracasados e incluso que la autoestima se nos venga abajo un instante. Es justo en ése momento cuando necesitamos de una mano amiga que nos diga: "no importa, toma fuerzas, analiza los resultados, calibra las soluciones y date tiempo para recuperarte de la estacada. Estudia otros modos de llegar a triunfar con ése mismo proyecto y adelante de nuevo con ello..."

      No vale en estos momentos Chelo, que nuestros padres nos vengan a decir un "ya te lo decía yo", porque no seguimos lo que ellos habrían esperado. Lo que vale es que te apoyen al 100% y CREAN en tu capacidad para conseguir triunfar en aquello que deseas.

      Nadie dijo que el camino era una línea recta y llana. Los altibajos, las caídas, las heridas, deben hacernos más fuerte durante el trayecto. Y si un día comprendemos que NOSOTROS mismo nos hemos equivocado en perseguir ese sueño porque descubrimos de pronto, que no era lo que habíamos pensado, entonces. Habremos de detenernos y mirar hacia el horizonte para captar nuevos retos.

      Lo importante siempre es creer en nosotros mismos. Tener la certeza de que estamos haciendo lo correcto. Esto no significa que lo hagamos bien al 100%, pero sí que lo haremos lo mejor que sabemos. Y por supuesto, nos equivocaremos. Pero también debemos aprender a responsabilizarnos de nuestros errores tanto o más, que de nuestros aciertos. Cuando erramos, no debemos achicarnos, si no aprender de ello, pedir disculpas si es necesario porque hayamos dañado a alguien con nuestra equivocación, e intentar hacerlo mejor en el próximo intento.

      Puede ser que al inicio del camino, sigamos durante un tiempo aquél que nos marcaron las personas a quienes más queremos, pero si al dar esos primeros pasos o incluso si a mitad de ése camino descubrimos que no es el nuestro, debemos detenernos y encaminarnos hacia aquello que nosotras mismas nos marquemos.

      Nunca deberíamos seguir los caminos marcados por otros si hemos descubierto por nosotras mismas otras sendas para explorar y es esto lo que queremos.

      Gracias por tu comentario Chelo.

      Besos guapetona!!

      Eliminar
  14. Saludos,
    Excelente la reseña del libro, lo acabo de terminar de leer y en mi opinión es un buen libro a pesar de lo fantasioso que en ocasiones pueda ser, deja muchos mensajes que pueden llegar a lo más profundo de tu ser. En particular en muchas ocasiones mientras lo leía pensaba en que dice muchas verdades pero a veces las obviamos y no las ponemos a práctica, una parte que llamó mi atención es cuando le dicen a la princesa "saber es una cosa y sentir es otra muy diferente" realmente en muchas situaciones de la vida los pensamientos y los sentimientos son opuestos, lo que hay que aprender es a equilibrarlos. En cuanto a su amiga imaginaria Vicky debo confesar que al principio me disgustó y pensé que el libro era muy fantasioso, luego comprendí que todos siempre tenemos ese otro yo que es cuestionado y nos impide en algunas ocasionas a crecer como personas. En resumen es un libro agradable y sencillo, digno de ser leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeraldin...Encantada de que nos dejes una opinión tan auténtica sobre tu parecer.

      Gracias por ello!!

      Saludos

      Eliminar
  15. en este momento varias de esas frases me llegaron, me encanta ese libro lo leí hace mucho pero lo retomare para afianzar mis decisiones que tengo que tomar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirna;

      Un libro es el amigo que más sabios consejo te puede dar...:-)

      Suerte con tus decisiones!

      Saludos

      Eliminar
  16. Este libro es sumamente hermoso.. ya lo he leido muchisimas veces.. ;) Lo recomiendo totalmente.

    ResponderEliminar
  17. Es fabuloso! me encanta este libro.. Lo he leido muchisimas veces y me ayuda muchisimo! Sus frases marcan mucho..Lo recomiendo con los ojos cerrados y hasta abiertos.. ;)

    ResponderEliminar
  18. Este libro lo leí hace años. Una tía de mi esposo me dijo en varias ocasiones que lo leyera. Por el titulo me repelía, hasta que un día alguien lo tenía y me lo prestó. Entendí porqué la tía de mi esposo me lo recomendaba. Yo era esa "princesa". La que no entendía porqué sufría tanto, porqué las cosas y la vida no eran como yo esperaba. Ya no creo en los cuentos, pero el libro es entretenido.

    ResponderEliminar
  19. Hace años, la tía de mi esposo me dijo varias veces que lo leyera. Pero ese título no llamaba mi atención, hasta que un día llegó a mis manos. La tía vio en mi que yo era esa "princesa", la que no entendía porqué el amor hace sufrir, porqué la vida no era como la esperaba. Ya no creo en los cuentos, aunque no fue gracias al libro, pero es una lectura entretenida.

    ResponderEliminar
  20. es un libro maravilloso,me encanto,y siempre lo recomiendo ,es lo mâximo,felicitaciones a su autora

    ResponderEliminar
  21. Es un libro increíble marco mi vida de gran manera, te conduce de una forma tan suave a una manera de pensar diferente, para valorarte a ti mismo y cambiar aquellas zonas de tu vida que no te dejan ser feliz.

    ResponderEliminar

En este blog escriben muchos autores. Te rogamos que, si vas a personalizar el comentario,te fijes en el nombre del autor del post que deseas comentar para dirigirlo a la persona correcta y evitar así confusiones.

Muchas gracias

La administración del Blog