8 de mayo de 2012

Con el agua al cuello, Petros Márkaris






Con el agua al cuello, Petros Márkaris
Tusquets editores 2011- 322 páginas


“Para un escritor es muy importante ser cronista de lo que está ocurriendo, de la realidad amarga de lo que está pasando” P. Márkaris.


No suelo leer novela policiaca ni de intriga, porque no soporto la tensión interior que me crea mientras la intriga  va dándome pistas con cuentagotas. Tampoco llevo bien que me tengan en ascuas durante trescientas páginas para resolver en apenas veinte. Me puede. Pero en esta ocasión  la estoy leyendo para comentar en el club de lectura del CAL.

El personaje principal es Kostas Jaritos, es un comisario que Márkaris nos muestra tanto en el plano laboral de la Comisaría, como en la intimidad de su hogar. La trama empieza con la boda de su hija y la posterior aparición de un banquero decapitado.

Tiene muchos personajes secundarios e imprescindibles, desde su esposa Adrianí, una mujer de fuerte carácter, su hija y su yerno y  todo el elenco de sus compañeros de comisaría.

Nos pasea por las calles de Atenas, metidos en tremendos atascos a causa de las manifestaciones. A bordo de su Seat Ibiza, con un GPS al que no hace caso. Un coche que compra por consejo del yerno que lo convence sobre porqué comprarse un SEAT y no un coche alemán, en un diálogo que no tiene precio. Viven el mundial de futbol dónde gana la roja y nos retrasmite la parte más emocionante ese partido inolvidable.  Es un personaje bastante peculiar, modesto, entrañable y astuto a la vez.

Creo que es una buena novela, sencilla, amena, incluso diría que muestra con precisión la situación actual no solo de Grecia,  en estos  tiempos duros que estamos viviendo. Pasa revista a los recortes a los funcionarios, las deudas de la gente de a pie, los trapicheos de los bancos y sus políticas abusivas, la inmigración y la política, mientras la leo siento como cortan las barbas del vecino. Va bien para despejar  la mente, trata los problemas económicos de forma que cualquiera que no sea economista los pueda entender.

Imagino que no es preciso haber leído las novelas anteriores de Jaritos/Markáris para sumergirte en su universo particular.

El final puede que sea un poco precipitado, no desluce una lectura interesante y con un toque de ironía, en la que nosotros los españoles de a pie, también Con el agua al cuello, nos veremos reflejados en muchos aspectos.

Copio este fragmento cuando le razona con su mujer, porqué no hace caso al GPS:

―Me paso el día escuchando las sandeces de los demás. Cuando no son órdenes de Guikas, son las del ministro. Esta voz es la única que me manda cosas y yo puedo pasar olímpicamente. Me levanta el ánimo. Lo que están un poco quemados en un puesto de trabajo necesitan un GPS  para desobedecerlo. ¿Ahora lo entiendes?

Y esta conversación madre e hija es muy emotiva:

―Vamos, mamá. Cada fin de semana los periódicos están llenos de recetas de cocina.
―Me lo imaginaba. Por eso te he traído un regalito. ―Abre el bolso y saca un pequeño cuaderno escolar―. Son las recetas de las comidas que te gustaban cuando comías en casa. Las he escrito a mano.
Katerina abre el cuaderno y echa un vistazo. Está escrito con aquellas letras de caligrafía redonda que enseñaban en las escuelas cuando Adrianí estudiaba primaria. Katerina se da cuenta. Se abalanza sobre su madre y la abraza con fuerza.





11 comentarios:

  1. Y a mí que esa tensión me da como gustirrinín... jajajaj

    Buena reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces seguro que te engancha!

      abrazos

      Eliminar
  2. Hola.

    Había leído algo acerca de este escritor, no recuerdo dónde, y estaba pensando que sería una buena y entretenida lectura.
    Con esta reseña, ya me acabas de convencer.

    Y los dos fragmentos que reproduces nos dan una idea de por dónde va la novela.

    Esperemos que aquí "la cosa" no se ponga tan cruda y la gente no empiece a decapitar banqueros.

    Decidido: la leeré en cuanto la encuentre.

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no llegar a esos extremos, la verdad es que el libro da muchas pistas de cómo se ha llegado a la crisis.
      Creo que puede resultar interesante su lectura.

      Abrazos

      Eliminar
  3. No la he leído,pero no quepa duda de que lo haré. Me interesa mucho ver como piensan las personas inmersas en tan devastadora crisis. Más que nada por lo de las barbas del vecino xD.

    Un saludo, buen comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan José, el autor además de escritor es economista y lo que hace que la información que da sea eficaz y amena a la vez.

      Abrazos

      Eliminar
  4. Debe ser un buen libro, gracias por compartir la información.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, yo me fío más de las recomendaciones de los lectores que de las de las editoriales, aunque sobre gustos no hay nada escrito.
      Feliz semana para ti también.

      Abrazos

      Eliminar
  5. A mí me gustó mucho. Tampoco soy muy dada a las novelas policíacas, pero ésta me enganchó.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, me alegra que compartas mi opinión.
      Ahora me voy a leer tu reseña sobre Arrugas.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. He leído novela policiaca sobre todo de Henning Mankell pero de este autor no.
    lo pongo en la lista.

    Por curiosidad, se puede saber que es el "CAL"? Un abrazo

    ResponderEliminar

En este blog escriben muchos autores. Te rogamos que, si vas a personalizar el comentario,te fijes en el nombre del autor del post que deseas comentar para dirigirlo a la persona correcta y evitar así confusiones.

Muchas gracias

La administración del Blog